lunes, 16 de septiembre de 2013

Equilibrista



Decidió subir 

por un rayito de sol

-nadie lo detuvo-

Resbaló de hoja en hoja 

por el jazmín de algún jardín.

¡Qué suculento!

Fue entonces que se quedó

en el ángulo más lúcido de la tarde

y desde allí        

(y con los ojos tapados)

coloreó sin pretexto el horizonte 

hasta intuir

una calzada para pájaros.




6 comentarios:

  1. El rayito de sol es la mejor autopista, el pedazo de jazmin, el mas suculento bocado, el leerte, ciertamente es un placer. Mi cariño y un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, querido amigo. Muchos cariños para vos!

      Eliminar
  2. Hace falta un horizonte coloreado con la que está cayendo, y seguro que este que nos pintas es un anticipo de esperanza, de cosas buenas y limpias, lleno de matices.

    MUCHOS BESICOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jeje, pues sí, hay que colorear bastante! Muchas gracias por la visita, Ana. Besos!

      Eliminar
  3. HERMOSO escrito. Imaginar esa imagen es algo indescriptible.

    Un gusto enorme leerte.

    Sergio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Sergio. Una alegría que te hayan gustado estos versos! Saludos

      Eliminar