viernes, 4 de noviembre de 2011

Devaneos


¡Oh, qué gloria! ¡Una página en blanco!
Le pondré de mí un loco desvarío
Balbuceándole al tiempo en el teclado
¡Sí, señores, qué bríos son los míos!
-esto va dicho con todo el sarcasmo-
Plasmaré lo que me venga en gana:
“El ojo de la taza está mirando
Amarilla la silla ya se espanta”
Así voy lo nevado hormigueando
y alimento o desnutro la pantalla.
Analyze This, ¿qué da? yo lo explicito
Mis razones son fábula, trofeo
De espejismos de “ismos”, devaneos.




(Ilustración: Yadira)