viernes, 3 de mayo de 2013

Liturgia para uno de estos días






Sobre los huesos de tu índole

moldearé el semblante de tu arcilla

y lo maquillaré con un ocre prudente.

En cada repaso lo iré cubriendo con celo

de las joyas más amables de tu andanza.

Luego inhumaré tu recuerdo,

en posición encogida,

rodeado de tus armas y tus gestos cotidianos.

-Lo haré lejos de mi mente,

debajo de una choza que se cree alma-

Pondré con él

cinco guardianes y un lirista que intimiden a la finitud.

Y si alguien alguna vez

hallare el ideograma con que habré sellado

esa recóndita esfera,

no podrá descifrarlo.

Amor,  ¿cómo podría?






8 comentarios:

  1. Hermosas imágenes las que expones en esta liturgia.
    Realmente hermoso escrito.
    Por allí tengo una liturgia yo también. La colgare, pero de antemano te digo que tu liturgia es mucho mejor.

    Un gusto enorme leerte, amiga.

    Serge.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy segura que me encantará, espero leerla pronto. Muchas gracias por tus palabras, querido amigo. Un beso

      Eliminar
  2. Digamos que siempre se recuerdan ciertas liturgias adornadas con hechizos de deseos cotidianos.
    Es un placer disfrutar de tus escritos. Un abrazo inmenso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un honor que leas mis escritos, poeta. Muchas gracias por estar aquí. Te mando un abrazo.

      Eliminar
  3. Recuerdo esta preciosa liturgia, me encantó leerla de nuevo.
    Un besazo, Yadira!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, María. Alegría tenerte aquí. Te mando muchos cariños.

      Eliminar
  4. HOLA
    LLEGUÉ AQUÍ POR CASUALIDAD Y AQUÍ ME QUEDO.
    PRECIOSO POEMA, PROFUNDO SENTIR: LA ESENCIA DE LA LIRICA ES ESO PODER TRANSMITIR, SER ESPEJO DEL ALMA.

    UN BESO

    lujanfraix.blogspot.com

    MI BLOG PRINCIPAL POR SI QUIERES VISITARME

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, Luján. Muchas gracias por tus palabras y por quedarte por aquí.
      Te iré a leer. Un beso

      Eliminar