martes, 22 de mayo de 2012

O




Y la boca se abrió y puso nombre
A lo que los ojos distinguían,
A los matices y a la deserción de ellos.
A lo que la nariz descubría,
Al azufre, la resina y el incienso.
A lo que al oído llegaba,
Al bestial rugido y al turbador goteo.
A lo que la piel juzgaba,
A lo manso y suave, al atrevido fresco
Y siguió poniendo nombre
A emociones, a desconciertos
Siempre queriendo definir lo indefinido
Como tomando campo sobre ello
Y la boca nunca más pudo cerrarse
Ante la perpetua, infinita fila
De cosas a nombrarse.




(Ilustración: Yadira)

8 comentarios:

  1. No todo puede definirse Yadira, hay sentimientos concretos que las palabras no podrían encerrarlos, morirían... hay sentires que no tienen nombre, sería juzgarlos, emociones y recuerdos que solo podríamos sentir sin clasificarlos.
    Un gusto haberte encontrado por este medio. Yo estoy reactivando mi blog, un poco llevada por la nostalgia del cierre y de no querer perder el contacto con muchos.
    Me gustaría que me enviara tu correo, no lo vi en los finales que la gente iba subiendo
    Te envío Un abrazo Susana,

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué alegría, Susana! Muchas gracias por pasarte. Será tan lindo seguir leyéndote. Mi correo es yadira_26@yahoo.com
    Un enorme abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  3. bonito tu blogs. aquí me quedo. saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Antonioe! El blog está un poco falto pero me voy a poner las pilas, jeje. Una alegría tu presencia, iré a visitarte también. Saludos!

      Eliminar
  4. Yadira:
    Nosotros o mejor dicho nuestra boca se encarga de etiquetar todo lo que tiene en frente; pero como bien dice Susana hay cosas que no tienen nombre. Colocarles un rotulo seria desvirtuarlas.

    Un gusto leerte.

    Sergio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita, Sergio. Una alegría verte por aquí.
      Un abrazo :)

      Eliminar
  5. Hola, Yadira:

    Definir lo indefinido, vaya dilema.

    Un abrazo, gracias por visitarme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Rafael, un gusto que estés por aquí. Sigo leyéndote.
      Saludos!

      Eliminar