lunes, 16 de septiembre de 2013

Equilibrista



Decidió subir 

por un rayito de sol

-nadie lo detuvo-

Resbaló de hoja en hoja 

por el jazmín de algún jardín.

¡Qué suculento!

Fue entonces que se quedó

en el ángulo más lúcido de la tarde

y desde allí        

(y con los ojos tapados)

coloreó sin pretexto el horizonte 

hasta intuir

una calzada para pájaros.




lunes, 2 de septiembre de 2013

Correr, morir, volar



Corría en la floresta
presuroso,
vencido de ansiedades
ancestrales,
gritando que hallaría
de los vientos
el punto diligente
donde nacen.

Moría en cada paso
continente
unido a las raíces
del abismo,
arando bestia y tierra,
percibiendo
el mundo como a un ser
quemado vivo.

Voló. Con su mirada
desatada
del fiero pavimento
y sus rizomas,
nombrando al dulce Lirio
de los Valles
el dueño y hacedor
de la victoria.