sábado, 9 de febrero de 2013

Largá







Yo sé quién sos, tristeza.

Te reconocí apenas doblaste la esquina.

Y sé de dónde venís….

De recorrer todo lo que pudo haber sido y no fue,

de contemplar el espectáculo de lo que no se puede cambiar,

de agitar el aire que ya fue respirado.

Te vengo diciendo: ¡ya te vas a ir…!

Mientras tanto andás por ahí,

haciéndome la pasadita,

y yo te miro pero no me dejo,

te miro pero no te toco.

No te hagas, tristeza,

te reconocí 

a pesar del sol en lo inconcluso de tus ojos. 


16 comentarios:

  1. Muy bonito aunque un poco triste. La tristeza es muchas veces nuestra compañera de viaje pero no debemos dejar que se instale para siempre.
    En España no se usa la expresión "largá", decimos "vete", o "márcha".
    Ya ves diferentes formas de hablar y escribir.
    Besos querida Yadira.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sí, a veces nos quiere acompañar, pero no debemos dejar que haga nido en el pecho.
      Muchas gracias por tus palabras, Asun, te mando un besote :)

      Eliminar
  2. Qué precioso final Yadira. Es que a veces tiene un punto de atracción la tristeza, pero hay que saber echarla. Haciéndome la pasadita, lindo verso. Besazos me sigue gustando un montón lo que haces. Un montón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, eso es lo que sentí, que en un punto tiene cierta atracción, como un abandonarse al melodrama y poner la vida ahí. Quizá sea como la extraña atracción que tienen los precipicios. Pero, como dices, hay que saber echarla.
      Me da mucha alegría lo que me dices, Alba, te agradezco mucho.
      Un abrazo :)

      Eliminar
  3. Reflexivo y decidido. Enfrentas el sentimiento y descargas la emoción en los versos. No quieres darle más tregua, y así lo dejas claro en tus letras.
    Me gusta lo que escribes, ya lo sabes. A ella se le reconoce aunque muchas veces trate de disfrazarse.
    Un beso Yadira

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es que a veces hay que estar atentos para que sentimientos y emociones negativas no nos echen a perder una jornada que tiene mucho para ser buena.
      Qué gusto tenerte por aquí, te agradezco mucho tus palabras.
      Besotes, Susana :)

      Eliminar
  4. Excelente escrito. Tú la reconociste y la llamaste por su nombre. La enfrentaste y con eso ya ganaste la batalla. Cuando estamos distraídos las emociones se cuelan y hacen con nosotros lo que quieren.

    Un gusto enorme leerte.

    *Hay una canción llamada "miedo" de Leonel García. Escúchala.

    Sergio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sergio, por tu comentario y gracias por compartir esa canción, buenísima, no la había escuchado. Transmite esa lucha contra las malas emociones, me encantó.
      Te mando un abrazo :)

      Eliminar
  5. Menos mal la reconociste, porque a veces se agazapa y no la vemos llegar...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, poeta, hay que estar atento. Muchas gracias por tu visita a esta letras.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Es que a veces nos dejamos envolver por ella y dejamos que se instale comodamente, quizás por ese puntito de atracción que comentais Alba y tú, pero definitivamente lo mejor que se puede hacer es echarla.
    Qué gusto volver a leerte!
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida amiga, sí, ciertamente es bueno hacer resistencia.
      Una alegría poder seguir en contacto. Te mando un abrazo enorme.

      Eliminar
  7. bonita es tu poesía, querida amiga... pero esa tristeza siempre termina, en algún momento, invadiendo nuestra melodía... pero igual que llega se va... sin avisar... hasta otra vez... besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu paso y tu aporte, Antonioe.
      Nos estamos leyendo. Besos para vos.

      Eliminar
  8. Creo que en ocasiones es bueno que la tristeza nos visite, de esta manera la alegría sera mejor recibida.
    Precioso texto, mis felicitaciones alegres y un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde un corazón sufrido, la felicidad se reconoce y cobra valor.
      Es un gratísimo placer que me leas, amigo. Muchos besos.

      Eliminar