jueves, 1 de agosto de 2013

Espasmos





Perdidos entre páginas de historia

(no hay escapatoria),

de tapa a contratapa acorralados,

de margen a vertientes confinados

(y a carne entregados),

los hombres, ¿se pelean por la gloria?



Y sin embargo llega a ser notoria

la estúpida euforia

que a cuenta de sus actos desmañados

pretende bautizar como angelados
  
perniles enervados

que sirven para dar nombre a la escoria.



¿No es náusea lo que el alma en el reflejo

de sí misma en las aguas a que aspira

concibe cuando mira?

En eso el animal es muy distinto.



Si al hombre lo que toca en esta gira

es sólo lo que cabe en el pellejo,

ya basta de festejo;

no hay gloria en conducirse en el instinto.




14 comentarios:

  1. Siempre estamos peleando por la notoriedad, por el afán de estúpido protagonismo, no damos aprendido la lección de que todo pasa y nada queda.
    Un placer leer tan bien escritas reflexiones. Mi cariño y un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué grato encontrar siempre tu compañía en mis escritos, querido amigo. Mi gratitud y un enorme abrazo!

      Eliminar
  2. Siempre he pensado igual, pero yo no sabría decirlo tan lindo : ). Le veo un sabor más clásico del que nos tienes acostumbrada, Yadira, con esos versos tan trabajados...¿estás investigando nuevas formas?
    Un abrazo, siempre es un gusto leerte, tienes un don.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese día había leído unos versos antiguos con ese formato, y me puse a jugar con eso. Alba, no sabes qué gusto que me leas y me comentes, es un honor para mí, que no tengo instrucción para estas lides. Un gran abrazo, amiga!

      Eliminar

  3. Siempre nos perdemos cuando vamos detrás de la gloria sin pensar en el ajeno.
    Que bueno regresar por los blogs y volverte a leer.
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Susana, se te extrañaba! Muchas gracias, un abrazo enorme!

      Eliminar
  4. Magnífica reflexión, muy buen poema.
    Un gusto leerte siempre.
    Besos dulces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Gabriel. Te mando un abrazo!

      Eliminar
  5. Una buena reflexión hecha poema.
    Diferente de todo lo que te había leído hasta ahora, de cualquier modo, me gustó mucho.
    Un besazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno que te haya gustado, María. Y qué gusto que andes por aquí, espero ver pronto algún relato tuyo, se los extraña, amiga. Un beso enorme!

      Eliminar
  6. Se nota la falta de tus escritos, no nos dejes, personalmente necesito alimentar mi espirito con tus rimas. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué lindas tus palabras, amigo, te las agradezco mucho. Y agradezco tu constante compañía. Un gran abrazo

      Eliminar
  7. Por alcanzar la gloria el hombre comete tantas estupideces. Arrebata y ataca por ambición. Destruye lo que esta a su paso y se miente de mil formas para justificar su actuación.

    Un gusto enorme leerte, amiga.

    Serge.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, tendemos a justificarnos a nosotros mismos. Muchas gracias por estar aquí, amigo. Un beso

      Eliminar