lunes, 17 de junio de 2013

No se puede amar sin ser un santo










No se puede amar sin ser un santo

porque el amor tiene eso que ennoblece

dándose al otro, pues se compadece

y anhela verlo bien por todo encanto.  



Habrás ido más allá del espanto

-¿y quién podrá negar que eso enaltece?-

cuando al sentir el frío que estremece

te enardezca el amor a ser un manto

.

Mas, de estas cosas, ¿quién es suficiente?

¿Se puede ser amor y ser humano,

ser débil, egoísta, libertino?



Asomará el amor, esa simiente

que te hace ver al otro tan cercano,

si en el humano nace lo divino.




Foto:Yadira


8 comentarios:

  1. Que bonito. Yadira, es un placer leer tus versos y contemplar la foto con la que los adornas. Mi aplauso sincero y mi cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tan bueno saber que alguien de tu talento visita mi pequeño blog! Muy agradecida, querido amigo :)

      Eliminar
  2. Asomará el amor, esa simiente

    que te hace ver al otro tan cercano,

    si en el humano nace lo divino.

    Pues es una gran verdad la que nos dices en este escrito. Lo humano es parte de la divinidad.

    La foto deja una sensación agradable.

    Abrazos y besos.

    Serge.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aprecio sinceramente tus palabras, amigo Serge. Son una gran alegría. Te mando un abrazo!

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Muchas gracias, Beatriz! Un beso para vos :)

      Eliminar
  4. Ya extrañaba yo, la belleza de tus lindos versos, esa manera tan sencilla y hermosa de plasmar tus sentimientos.

    Ahh, hasta suspiros me sacas. Tremenda poetisa, tienes esa infinita ternura para describir sensaciones puras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Atala, me honras con tu visita y tus hermosas palabras. Mis cariños para vos

      Eliminar